.
. .
   

 



Bailar es una de las primeras expresiones más naturales que un niño intenta hacer. Este placer innato por el movimiento acom-
pañado por la música, el canto y los juegos, promueven la crea-
ción del jardín de danza en el Instituto, como un espacio creati-
vo
, formativo y artístico donde se baila, se improvisa, se desa-
rrollan habilidades motoras.
Uno de los objetivos de este jardín es la desinhibición expresiva que contribuye al desarrollo de la personalidad del niño, su afianzamiento como ser único y especial y a la concreción y acep-
tación de su yo corporal.
Por nuestra experiencia y por lo anteriormente dicho considera-
mos que es importante la iniciación en la danza a los 5 años, ya que se aprende a construir los modelos motores sobre información rítmicas musicales, de manera natural, llegando así a la coordi-
nación psicomotriz
tan esencial de la danza.
A través de los años hemos observado que las niñas que cum-
plieron con esta etapa alcanzaron una mejor calidad de movimien-
to, en los años siguientes, mayor memoria motora, mejor desarro-
llo de habilidades motrices en elongación, giros, saltos, equilibrio, postura y por supuesto una mayor riqueza en recursos expresivos.
No nos olvidemos de un aspecto esencial en la formación de esta pequeñita "darle vuelo a su creatividad".
¿De qué forma?: Permitiéndole jugar con su imaginación y con el lenguaje artístico de la danza.
 
 
.
 
INICIO  |  INSTITUTO  |  DISCIPLINAS  |  PREMIOS  |  FOTOS  |  EVENTOS  |  CONTACTO  |  LINKS
 

Copyright © 2006 Instituto Danser  |  Diseño Web Sergio Montagna